Acceso web para discapacitados

Published in

Al hablar de accesibilidad se presupone que ésta está dirigida al grupo de los discapacitados, pero no únicamente a ellos.

La accesibilidad no sólo afecta a los discapacitados, sino a un gran número de usuarios, que quedan apartados de gran número de páginas web que no están preparadas o pensadas para llegar a ellos.

Clasificación de las discapacidades

La clasificación propuesta por la WAI (Web Accessibility Initiative) agrupa las discapacidades en función de cómo afectan al acceso a un ordenador y en definitiva como afectan al uso de la web.

La clasificación engloba la ceguera, la baja visión, la falta de sensibilidad a los colores, sordera, sordera severa, discapacidad motora y las discapacidades cognitivas y neurológicas, teniendo en cuenta que cada tipo de discapacidad tiene asociados una serie de problemas para acceder a los contenidos web.

Sin embargo, no sólo las personas mencionadas anteriormente tienen problemas de acceso a la web.

Aunque no se consideren discapacitadas, algunas personas pueden tener limitaciones de funcionalidad sensorial, física o cognitiva que afectan a su acceso a la web. Estas incluyen situaciones relacionadas con lesiones (por ejemplo una persona con una fractura que reduzca la movilidad de un brazo) o con el envejecimiento, y por su duración en el tiempo, pueden ser crónicas o
transitorias.

En el caso de lesiones puntuales, se podría beneficiar de los diseños accesibles que faciliten la navegación por teclado así como otras pautas relacionadas con la discapacidad motora.

El número y la severidad de las limitaciones tienden a aumentar con la edad, y pueden incluir alteraciones en la visión, oído, memoria o funcionalidad motriz, por lo que tomar medidas que mejoren la accesibilidad de los sitios web, permitirían a un conjunto cada vez mayor de personas mayores formar parte de la sociedad de la información.

Esto incrementa el número de personas con problemas de acceso a la web exponencialmente, ya que el porcentaje de la población que abarca a las personas de mediana edad y de edad avanzada es creciente.

Es por eso que la necesidad de implementar la accesibilidad en los sitios web no es no sólo una mejora social, sino una inversión dado el público potencial que apreciará los esfuerzos por hacer una web accesible.

Problemas técnicos del acceso web

También existen unas limitaciones relacionadas con los equipos de acceso a Internet. Muchos de los usuarios que se conectan a la red de Internet lo hacen mediante conexiones lentas u ordenadores antiguos.

Hoy en día el acceso a Internet se puede realizar desde distintos lugares, cybercafés, salas comunes, bibliotecas, redes wifi en aeropuertos, etcétera. Esto puede dificultar e incluso imposibilitar el acceso a webs con contenidos pesados, o contenidos que requieran de determinadas herramientas.

Pero también la accesibilidad se refiere a el acceso al contenido de las páginas desde diferentes dispositivos como PDA o teléfonos móviles.

Además muchos usuarios eligen libremente bloquear determinado tipo de contenido por razones de seguridad, y, de este modo, muchas webs se les presentan prácticamente vacías.