Desperdiciar dinero


Esta es la sensación que tienen muchos empresarios acerca de sus ¿inversiones?, ¿gastos? en Tecnologí­as de la Información (TI). En el mejor de los casos, el Departamento de Sistemas de Información, es un agujero negro sin fondo al que se destinan desorbitadas partidas del presupuesto para que el servicio "siga como está". Sensaciones, sentimientos, razonables si tenemos en cuenta la relación que existe entre la empresa y sus Sistemas de Información, que no informáticos.

A pesar de la negativa valoración que se pueda realizar de las TI desde la gerencia, es difícil negar el valor que la información de una empresa aporta a la misma. Es evidente que la empresa necesita su información y que necesita los sistemas, los procesos y la personas necesarios para que la información del negocio sea integra, accesible y confidencial. En una sola palabra: valiosa.

En este escenario contradictorio es donde las empresas punteras ganan la carrera de la competitividad. Los Departamentos de Sistemas de Información se convierten en negocios dentro del negocio y se gestionan de la misma forma que una empresa que ha de rendir cuentas. Las TI son fundamentales para mantener y hacer que crezca el negocio y la gerencia necesita entender la importancia estratégica de las TI y debería tener en su agenda el gobierno de las mismas.

Por Gobierno TI entendemos la estructura organizacional y el conjunto de procesos que gestionan y controlan las actividades de TI para alcanzar los objetivos empresariales. Así­, el principal objetivo del gobierno de TI es entender las cuestiones y la importancia estratégica de TI para permitir a la organización que mantenga sus operaciones e implemente las estrategias necesarias para sus proyectos y actividades futuras. Este Gobierno TI es también el medio por el que la gerencia puede relacionarse con las TI con herramientas y conocimientos propios de la gestión empresarial y no del mundo técnico subyacente.

Existen diversos marcos para el Gobierno TI: CobiT, desarrollado por ISACA/ITGI es el marco de Gobierno TI más completo que existe y abarca todos los aspectos que pueden preocupar a una empresa sobre sus Sistemas de Información (SI).

ITIL®, creado por el gobierno británico en los años 80, es otro marco o conjunto de buenas prácticas orientado al soporte y la gestión de servicios, especialmente servicios informáticos.

ITIL® es una gran forma de entrar a conocer el Gobierno TI. El Departamento de Sistemas de Información cambia de rol: De un departamento interno de servicio a la empresa pasa a entenderse como una empresa dentro de la empresa donde la empresa anfitriona es su principal cliente. Los resultados son inmediatos: la orientación de ITIL® hacia la entrega de servicio nos permite conseguir un importante control de la calidad del mismo y del coste que se paga por ello.

Gracias la implantación de ITIL® una empresa consigue una mejora en el servicio que obtiene invirtiendo la misma cantidad de dinero. Al realizar los distintos procesos que ITIL® recomienda el Departamento de Sistemas de Información pasa de reaccionar a los problemas de forma reactiva a proactiva, previniéndolos antes de que aparezcan y aumentando el nivel de servicio que obtiene la empresa.

El elegir un marco u otro de los que existen, o uno desarrollado internamente, no es tan importante como el tomar conciencia de la importancia de las TI en la empresa y de el necesario cambio de enfoque que se tiene de ellas. Las TI son una parte de más de nuestro negocio y hemos de gestionarlas desde el punto de vista del negocio. De esta forma conseguiremos obtener la mayor rentabilidad a nuestra inversión (inversión vs gasto).